Desactivar tu cuenta de Facebook y darte un respiro temporal

De acuerdo a estudios oficiales, una persona promedio pasa alrededor de seis horas y media al día expuesta a una pantalla, ya sea del teléfono o de la computadora, pero siempre con conexión a internet. Ante la contundencia de estos datos, muchos son los usuarios que se han comenzado a replantearse los hábitos de consumo que mantienen de cara a las redes sociales, que son las plataformas a donde más se dirige nuestra atención.

Es importante mencionar que el tiempo que dedicamos a mantenernos en línea es tiempo que se descuenta a actividades más sanas de entretenimiento, como la lectura o el ejercicio físico; a horas de sueño y descanso, a disciplina en el estudio y a mayor producción en el trabajo. Ahora sí parece una buena opción desconectarse un tiempo de las redes, ¿no?

Cómo inhabilitar tu cuenta de Facebook temporalmente

Desactivar tu cuenta de Facebook de modo temporal hasta que te acostumbres a no depender de ella es una opción viable. Muchos estudiantes la eligen mientras preparan exámenes, ya que consideran que las redes son un factor de distracción demasiado fuerte. Gracias a esta alternativa, no tendrás que resignarte a perder toda tu información al eliminar permanentemente la cuenta, sólo es darle una pausa para que cuando decidas volver, todo esté como lo has dejado.

PASO 1: Ingresa en tu cuenta de Facebook como lo haces habitualmente.

PASO 2: Dirígete a la flecha invertida que se ubica en el extremo superior y ante la lista de opciones, selecciona “Configuración”.

PASO 3: Una vez ubicado en la nueva ventana, localiza la categoría “General” y púlsala para que te lleve a “Configuración general de la cuenta”.

PASO 4: Ubica la opción “Administrar cuenta” y haz clic en ella.

PASO 5: De entre todas las chances, elige “Desactivar cuenta”. El sistema, por seguridad, te solicitará que brindes tu contraseña actual.

PASO 6: La plataforma te preguntará por qué quieres desactivar tu cuenta. En esta instancia puedes seleccionar que es temporal y que volverás en breve. En ese caso, Facebook la reactivará automáticamente transcurrido un tiempo.

  • A TENER EN CUENTA: También puedes desactivar momentáneamente el envío de correos electrónicos por parte de Facebook. Tú te conoces y sabrás si encontrarte con un mensaje así en tu bandeja de entrada puede realmente doblegar tu fuerza de voluntad o no.

PASO 7: Presiona por última vez “Desactivar” para confirmar cada una de las decisiones tomadas.

¿Qué pasa cuando desactivas tu cuenta de Facebook?

  • Tus contactos no pueden encontrarte, pero sí te verán en su lista de amigos.
  • Los mensajes no se borrarán, pero tampoco podrán enviarte nuevos.
  • Tu permanencia en los grupos se congelará, pero no dejarás de pertenecer a ellos.
  • Procura delegar roles de administración en grupos y fanpages de tu propiedad, por si acaso.

¿Por qué sería bueno desactivar mi cuenta de Facebook?

Muchas veces las personas no identifican rápidamente los problemas que comienzan a surgir en su vida diaria por consecuencia de un consumo excesivo de información a través de las redes sociales. A continuación te nombraremos las causas más frecuentes por las cuales un usuario decide tomarse un descanso:

  • Problemas que antes no existían a la hora de conciliar el sueño.
  • Sensación de abstinencia/adicción si pasan algunas horas con imposibilidad de conectarse a Facebook.
  • Las calificaciones académicas se encuentran en descenso.
  • El mismo tiempo libre que se tenía antes no alcanza para llevar a cabo todas las tareas y actividades que hasta hace no mucho se realizaban sin inconveniente alguno.
  • Fuente rotunda de distracción, no sólo para el cumplimiento de obligaciones estudiantiles, sino durante momentos laborales, tiempo de ocio con familia y amigos, actividades que exigen mayor responsabilidad, como conducir un vehículo.
  • Absorción de contenido basura. Si bien Facebook ha implementado todo tipo de mejoras para limitar las fake news y la divulgación de material de escasa calidad, lo cierto es que es un portal repleto de noticias irrelevantes y, al igual que la comida chatarra, son adictivas.
  • Pérdida de calidad en los vínculos. Estar tanto tiempo conectado muchas veces produce aislamiento social, lo cual repercute negativamente en nuestros lazos de amistad y familiares. Es válido querer enfocarse en encuentros reales, fuera de la virtualidad.
  • Inestabilidad emocional. Muchas veces, Facebook nos llena de recuerdos que no deseamos volver a ver y, por lo tanto, producen sentimientos de ansiedad y depresión. Cuidarse, alejándose de estos disparadores, es sano.
  • Preservación de la imagen profesional y de la privacidad. Facebook, al ser un medio de exposición, quizás no sea el ámbito más adecuado para dar a conocer aspectos privados de tu personalidad.

Descubre más contenido

Subir